prohibida

BLOG

Solicitud de NOTAM para operadores y no operadores de drones. Gratis y sencillo


2 comentarios

¿Qué es un NOTAM? ¿Para qué sirve? ¿Cómo pedirlo?

Muchos de vosotros nos habéis escrito en estos últimos años para saber más sobre los NOTAM. Para que todo el mundo lo tenga más a mano, vamos a empezar por el principio.

Un NOTAM, es un Notice To AirMen. Es un aviso a los aviadores (y resto de usuarios del espacio aéreo). Un NOTAM se publica ante situaciones aéreas inusuales dentro de un determinado espacio aéreo, como por ejemplo exhibiciones aéreas, globos aerostáticos, prácticas militares, globos sonda, aeromodelistmo, o para el vuelo de drones. Un NOTAM contiene información como fechas y horas de la actividad en concreto, franja de días que va a durar, límites inferiores y superiores de uso, y unas notas informativas sobre la actividad.

Cuando un avión comercial viaja desde un punto A hasta un punto B, se establece un plan de vuelo en el que (sin entrar en detalles) se le dan indicaciones de los puntos por los que ha de pasar, es decir, la ruta. Si en dicha ruta o en sus proximidades hay actividades aéreas, serán tenidas en cuenta y notificadas mediante NOTAM. Todo usuario de espacio aéreo, lleve plan de vuelo o no, debe consultarlos entre otra información aeronáutica, para comprobar que un espacio aéreo no esté reservado y/o siendo usado para otra actividad.

En el caso de los drones, según estableció el RD 1036/17, hay que pedir NOTAM para las operaciones BVLOS. También hay muchos espacios aéreos controlados, también llamados CTR, en los que el proveedor de servicios de tránsito aéreo puede requerirnos la emisión de estos NOTAM para notificar nuestra actividad con drones.

Y ¿cómo lo pedimos? Es un procedimiento tan sencillo como ir a la página web de ENAIRE PLANEA: https://planea.enaire.es/nsf/#/login

Hay que registrarse, y a través un asistente, podemos iniciar nuestra solicitud cumplimentando un sencillo formulario cada vez que tengamos que pedir un NOTAM.

¿Con qué antelación? La propia aplicación no te deja pedir una segregación de espacio aéreo menos de 10 días hábiles contando desde el día de petición de la solicitud. Una vez solicitado, en la misma web podemos comprobar el estado de nuestra solicitud, aunque además, la aprobación o denegación de la solicitud, nos será notificada por email.

Se trata de un procedimiento totalmente gratuito y cuya única finalidad es mantener el adecuado orden en el espacio aéreo y como siempre, prevenir accidentes o incidentes.

Esperamos que os sirva esta explicación, y ante cualquier duda podéis consultarnos directamente en info@airdroneview.com

¡Felices y seguros vuelos!

BLOG

ENAIRE prepara una APP oficial para consultar los espacios aéreos en España


No hay comentarios

Los drones se han convertido en poco tiempo en el juguete preferido de mucha gente y en la base del negocio de otra mucha, pero también empieza a ser una pesadilla para controladores y pilotos. En España, se ha disparado el número de compañías que operan este tipo de aeronaves no tripuladas, cada vez más utilizadas en actividades económicas (sector audiovisual y de ocio, infraestructuras, agricultura, logística…) En concreto, son ya 1.844 los operadores habilitados por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), es decir, se han multiplicado por 30 desde febrero de 2015.

Esta proliferación de drones ha llevado a Fomento a desarrollar una app con un mapa interactivo que recogerá las zonas del espacio aéreo nacional, así como aeródromos, donde está prohibido volar este tipo de aeronaves. “Estará listo para 2017 y el objetivo es que los usuarios de drones puedan consultar en este mapa si el lugar donde quieren hacer volar su dron está o no permitido, en función de si es espacio aéreo restringido”, explica a CincoDías Javier Fenol, responsable de Información Aeronáutica de Enaire.

La legislación española actual prohíbe el uso de estos aparatos en las inmediaciones de los aeropuertos, en un radio que varía entre los 8 y los 15 kilómetros en función básicamente del tamaño del mismo. Tampoco les permite volar sobre zonas urbanas y aglomeraciones de personas (playas, una manifestación, un concierto al aire libre, etc). Pero, como indica Fenol, muchas veces no es fácil para quien opera un dron saber si puede hacerlo o no en una determinada zona. “Actualmente ya tenemos en la web de Enaire un formulario de texto donde se puede obtener esa información, pero queremos hacerlo extremadamente fácil para el ciudadano”.

La iniciativa de Fomento, que utilizará tecnología de ESRI, uno de los principales proveedores mundiales de mapas interactivos, es bien acogida por la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), pues como indica Susana Romero, secretaria de comunicación de esta organización y controladora en el Centro de Control de Santiago, los drones están empezando a afectar a la seguridad aérea. Y no lo dice de oídas. “Hace unos meses, un avión que estaba a punto de aterrizar en el aeropuerto de Santiago nos notificó que se le había cruzado un dron. Finalmente no pasó nada, pero el riesgo de accidente estuvo ahí”.

No es el único caso. Ni tampoco el problema es exclusivo de España. Un Airbus 320 de Lufthansa tuvo que esquivar tres drones durante la fase de aproximación al aeropuerto de Bilbao el pasado mayo. Los aparatos volaban a unos 900 metros dentro del espacio aéreo protegido. También en febrero otro dron estuvo a punto de provocar un accidente en un vuelo Barcelona-París, durante la maniobra de aterrizaje en el aeropuerto Charles de Gaulle, y otro avión de pasajeros estuvo a punto de impactar contra un dron en julio cuando se aproximaba al aeropuerto de Heathrow.

“Afortunadamente no ocurre todos los días, pero sí hay cada vez más incidentes de este tipo, y pensamos que es por desconocimiento de la normativa, no porque la gente quiera provocar intencionadamente un accidente. Por ello, cualquier iniciativa [como la de Enaire] que ayude a aclarar dónde puede o no volar un dron es buena, pues es clave que se conozca el riesgo que existe y se tome conciencia”, dice Romero, que advierte que un problema que hay es que los drones no llevan tecnología TCAS (sistema anticolisión de los aviones respecto a otras aeronaves), y eso impide que los controladores los veamos y que los aviones puedan detectarlos con sus radares. “Solo lo ven cuando se les echa encima, y puede ser tarde”. En su opinión, los drones «deben integrarse y acabarán haciéndolo en la información aeronáutica que se facilita a los aviones sobre todo aquello que pueden encontrarse en su ruta (una zona restringida puntualmente por una maniobra militar, por ejemplo) y que deben conocer».

Fuente:

http://cincodias.com/cincodias/2016/12/18/empresas/1482062677_721579.html