BLOG

Historia de la fotografía aérea


Tagged: , , , , , , ,

 



Con la llegada de Google Earth o de los drones, es un error común pensar que la fotografía aérea es relativamente nueva, pero, de hecho, la fotografía aérea ha estado presente desde mediados del siglo XIX. Un francés llamado Nadar , cuyo verdadero nombre era Gaspard Félix Tournachon, tomó la primera fotografía aérea. 
 
Fue un escritor francés, caricaturista, fotógrafo e innovador incansable. En 1855 patentó la idea de utilizar las fotografías aéreas en la cartografía y la topografía. Sin embargo, hasta 1858 no consiguió tomar la primera fotografía aérea desde un globo con éxito. La fotografía más antigua tomada por Nadar es del Arco de Triunfo en 1868.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El 13 de octubre de 1860, James Wallace Black, acompañado por el profesor Sam King, subió a una altitud de 1.200 pies en el globo del Rey y fotografió partes de la ciudad de Boston. Un cable mantuvo el globo en su lugar. Black, el fotógrafo, hizo ocho exposiciones de los cuales sólo una resultó en una imagen razonable. Esta es la fotografía aérea más antigua conservada.

 

En abril de 1861, el profesor Thaddeus Lowe subió en un globo cerca de Cincinnati, Ohio, para hacer una observación del tiempo. En Gran Bretaña en 1862 La Real Sociedad comenzó a hacer lo mismo. Otros experimentos se llevaron a cabo en los próximos 40 años en París, Inglaterra y Rusia. Desafortunadamente, muy pocas de estas fotografías han sobrevivido.
En 1903, viendo el peligro que implicaba el uso de globos aerostáticos, surgieron cámaras muy ligeras para usarlas con palomas mensajeras. Estas cámaras tomaban una foto cada 30 segundos mientras la paloma volaba a lo largo de su camino, en línea recta, hasta su casa. Las palomas eran ciertamente más rápidas que los globos, pero sus trayectorias de vuelo eran impredecibles.
 
 
Las cometas fueron también un método popular para la toma de fotografías aéreas en esta época. En 1906 George R Lawrence utilizó una cometa para tomar una vista panorámica de las ruinas de San Francisco después del terremoto. Vendió copias por $125 cada una y consiguió un total de $15.000 de una sola fotografía.
 
Los militares se apresuraron a darse cuenta de las ventajas de utilizar las cámaras en los globos para espiar lo que sucedía en los valles adyacentes y movimientos de las tropas enemigas. Pero pronto quedó claro que el avión era la mejor plataforma para tomar fotografías aéreas. Wilbur Wright fue el primer piloto en la historia que tomó fotografías desde un avión.
 
Al igual que con la mayoría de las innovaciones tecnológicas, los principales avances se hicieron con el inicio de la guerra. Durante la Primera Guerra Mundial se produjo la introducción de la película de rodillo para reemplazar las placas de vidrio. Las aeronaves también fueron adaptadas y diseñadas para maximizar la cobertura y optimizar la calidad, por ser rápidas y estables. A principios de 1918 unidades francesas estaba imprimiendo hasta 10.000 fotografías de una noche durante los períodos de máxima actividad. Reino Unido, EE.UU. y Alemania tenían unidades de reconocimiento aéreo sofisticados, habiendo superado muchos obstáculos técnicos. Sin embargo, con los medios de la época existían ciertos problemas; desde arriba, la identificación de un soldado de otro no fue fácil. Una vez un observador alemán indicó que una unidad de inglesa estaba corriendo en gran desorden y parecía estar en estado de pánico. Eran ingleses jugando al fútbol. Para cuando terminó la guerra en 1918, decenas de millones de fotografías habían sido tomadas.

Después de la guerra muchas empresas se pusieron en marcha para utilizar las habilidades y técnicas recién adquiridas para fines más pacíficos, como la cartografía. Algunas de estas empresas siguen existiendo hoy en día en Reino Unido, EE.UU. y Alemania.

 

Para el Reino Unido, la cartografía resultó muy valiosa en algunas partes del mundo mal mapeadas que se encontraban en ese momento bajo el control británico. Por ejemplo Hong Kong fue fotografiado en 1924. Desde 1930 Alemania realizó un mapa del país a escala 1:25.000, y de las ciudades a escala 1:10.000. 

En 1934 la Sociedad Americana de Fotogrametría fue fundada para avanzar en el campo de la fotografía aérea.

El desarrollo técnico y la innovación aumentó una vez más durante la segunda guerra mundial y la importancia de reconocimiento aéreo era ya apreciado en el Reino Unido. Cuando finalizó la guerra en 1945, a diferencia de después de la Primera Guerra Mundial, la Fuerza Aérea Británica se puso a trabajar en el Reino Unido. El objetivo era capturar a todo el país a una escala de seis pulgadas (1:10,560), con las ciudades a escalas superiores. Se llamó Operación Revisión o Revue.
En los años 40 y 50 se llevaron a cabo grandes sondeos por los EE.UU., Reino Unido y los militares rusos, incluyendo grandes áreas de la Europa continental. Gran parte de esto fue hecho en secreto por cuestiones de seguridad y el inicio de la Guerra Fría. Los sondeos aéreos fueron realizados por organizaciones comerciales durante los años 60, 70 y 80. Durante los años 80 la transición fue hecha de película en blanco y negro a la película a color. Todavía era un tema relativamente nuevo, así que no era un gran negocio. 
Fue a mediados y finales de los 90 que el valor de reventa de la fotografía aérea fue realmente reconocida. La fotografía aérea había entrado en la era digital. Ahora era fácil de escanear y de reproducir, aumentando también la gama de productos y aplicaciones de la fotografía, Modelos Digitales de Elevación , ortofoto y modelado de edificios en 3D fueron más fáciles de producir y con un coste menor. 
En 2004 se comercializaron las primeras grandes cámaras digitales de formato de reconocimiento aéreo. La asimilación de estas cámaras no se hizo esperar en Europa. Para el año 2007 la mayoría de la fotografía aérea en el Reino Unido fue tomada digital. Estas cámaras estaban equipadas con GPS y unidades inerciales, que mejoran la precisión y el tiempo para crear las ortofotos.
Portales web como Google Earth están haciendo la fotografía (así como otros SIG de datos) a disposición del público en general, a nivel mundial. 



Entramos en la era de los drones de uso comercial y personal. Son ya miles los usuarios alrededor del mundo que poseen un drone equipado con una cámara con la que poder capturar fotografía o vídeos. Cada vez son más y más las aplicaciones que van saliendo a estos aparatos radio-controlados; filmación aérea, ortofoto, vigilancia de incendios, seguridad, agricultura e incluso se está planteando ya el reparto a domicilio de productos con esta tecnología. 
 
 

¿Qué nos depararán los próximos diez años?

 
 
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s